La empresa y sus necesidades humanas


El ser humano es un ser complejo y dentro de esos mecanismos simples que definen su complejidad encontramos la satisfacción de necesidades que inician desde las básicas hasta necesidades mayores. No obstante, para poder satisfacer las necesidades mayores el ser humano ha de haber satisfecho primero las necesidades básicas. Dicho análisis está basado en la teoría de La pirámide de la jerarquía de las necesidades según el psicólogo americano Abraham Maslow.


Maslow como humanista que era, partía de la idea de que las personas tienen un deseo innato para autorrealizarse, para ser lo que quieran ser, y que cuentan con la capacidad para perseguir sus objetivos de manera autónoma si se encuentran en un ambiente propicio. En la pirámide que diseñó estratégicamente, presenta cinco niveles en donde las necesidades básicas se ubican en la base y las sucesivas en la parte superior. Estos cinco niveles de necesidades son: fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de reconocimiento y de autorrealización, en ese orden creciente.

Satisfacer las necesidades deficitarias, las básicas, es importante para evitar consecuencias o sentimientos displacenteros.  Mientras que las necesidades del “desarrollo del ser”, por su parte, son importantes para el crecimiento personal, y no tienen que ver con el déficit de algo, sino con el deseo de crecer como persona.

Siendo la empresa un sistema conformado por individuos, tiene el deber per se de apoyar y ayudar a satisfacer las necesidades de su activo más valioso: su recurso humano. En caso de, que no ayude ni apoye al desarrollo, el fracaso de la organización será el final inminente porque no crecerá como ente social y no podrá ser efectivamente rentable en el mercado.

En este sentido, las organizaciones que aplican la TeoríaZ, los gerentes y líderes organizacionales se enfocan en que el personal tenga las necesidades básicas satisfechas para que así puedan cumplir con sus deberes y obligaciones dentro de la organización. Por lo tanto, el individuo al sentirse valioso dentro de la empresa ésta le ayudará a autorrealizarse porque en las distintas tareas que se le designen al personal, podrán desarrollar habilidades y capacidades para desempeñarse, poniendo a prueba su misión dentro de la empresa y mucho más compleja: su misión de vida. El desarrollo del ser.


Por otra parte, actualmente vemos individuos con sentimientos displacenteros porque no han podido satisfacer sus necesidades básicas, reflejándose en el irrespeto de las normas, afectando el clima laboral y trasladándose aún más al no cumplimiento de normas de convivencias ciudadanas. viven una lucha diaria por alcanzar los primeros dos niveles de la pirámide, dicho esto no pueden ser lo suficientemente creativos en el desempeño de su labor dentro de la empresa y menos en la sociedad.

De ahí yace la importancia que la empresa apoye y ayude a su recurso humano a satisfacer sus necesidades para que así éstos pueden dedicarse a crecer, cultivar su intelecto, espíritu, ser mejores profesionales, compañeros, padres y amigos; que estén motivados a investigar, crear y compartir, aportando para que todos fluyan hacia la cúspide de la pirámide. Los individuos motivados impulsan el crecimiento y desarrollo de la sociedad.
La empresa y sus necesidades

Será que, ¿las empresas venezolanas pueden hoy día aportar para el desarrollo de la sociedad? Yo apuesto a que si pueden, sólo hace falta el diseño del camino a conseguirlo, ¿cómo? rompiendo con el sistema que nos consume energía esencial de la existencia humana, creando alternativas, adaptándonos según nuestro entorno y evolucionar como seres vivos en esta crisis  mundial que vivimos. Volvemos al principio del artículo: somos seres complejos pero capaces de evolucionar si encontramos el camino.

MA_AsesContable

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios