¿Por qué resulta sustancial inspeccionar la Contabilidad en una Empresa?


El secreto del éxito empresarial radica en su Contabilidad ¿por qué? Porque la Contabilidad registra sistemática y cronológicamente las operaciones que realiza la empresa en un tiempo definido,  diferenciando y clasificando las cuentas una de las otras, en palabras más simples: diferencian los Gastos de las Deudas además, deja muy identificado sus activos.

Para poder realizar una inspección óptima a la Contabilidad de una
Balance
empresa se debe considerar ciertos elementos o hechos que puedan mostrarnos el camino a seguir, basta con identificar lo “insano” o “nocivo” para la estabilidad de la empresa y erradicarlo. El paso a seguir es, implementar nuevos métodos y estrategias de operar que,  sean aptos para el tipo de negocio en cuestión. Y, a la hora de tomar decisiones que éstas sean siempre las mejores.


Para nadie es secreto que la Contabilidad y la Administración están vinculadas íntimamente sin embargo, cada una tiene sus límites y es ahí donde nace la actividad de la otra. En otras palabras, una buena Contabilidad no surgiría si no existe una buena Administración. En la Administración todo se debe dejar por escrito y en la Contabilidad se requieren los respaldos de las operaciones, es decir, lo que la administración dejó por sentado la contabilidad lo necesitará para transformarlo en números y cuentas.

Algo básico y sencillo de hacer es, un corte de caja donde se registren las adiciones de todas las facturas de ventas realizadas y se le sustraen todos aquellos gastos que la entidad hizo para las compras de suministros entre otros gastos más, el resultado será lo que hay en efectivo en la caja chica. Ésta operación sencilla muestra,  en ese momento, cómo están las finanzas. Es importante resaltar que, siempre se tengan los respaldos de las operaciones ocurridas en el transcurso del día y almacenarlas cronológicamente; entiéndase facturas de ventas y compras para que al momento de registrarlos en la contabilidad ésta, se ajuste a la realidad de la empresa. Además, así lo exigen las leyes vigentes bajo el perfil de deberes formales.


Todos estos hechos o elementos no son más que: Control Interno. El Control Interno vislumbra el plan de la entidad, los métodos coordinados y estrategias acogidas dentro la empresa con el objetivo de amparar los activos y, a su vez verificará la confiabilidad de los datos contables. Por tal razón, para la estructura administrativa y contable de la empresa es importante el Control Interno porque le asegura que sus estados son confiables frente a los fraudes y la efectividad operativa de sus actividades.

Marina Aponte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios